Documentales para la “jornada de reflexión”

Llegamos al final de una campaña electoral intensa y mucho mas entretenida que en años anteriores. La emergencia de nuevos partidos políticos y la incorporación de otros actores de la sociedad civil en la arena política coincide en el tiempo con un cambio en la percepción y los modelos de desarrollo en una amplia variedad de sectores e industrias, que buscan una salida digna a una estructura con indicios de agotamiento.

Uno de estos sectores en evolución es el periodismo.

La prensa escrita ha sido instrumento vital para garantizar el derecho de información en una democracia, pieza clave para configurar la opinión pública que decidirá entre proyectos de gobierno alternativos. Durante estas semanas hemos asistido, con más o menos fortuna, con más o menos verguenza, a una batalla mediática que obliga a situar el debate en torno al papel que debe cumplir el medio de comunicación en la sociedad, y a reivindicar la figura del periodista como protagonista prioritario de esta transformación ya irreversible.

Por ello, desde este espacio queremos contribuir a una jornada de reflexión proactiva, a través de dos documentales de reciente estreno, que nos ofrecen algunas pistas sobre el nuevo rumbo y los modelos de negocio emergentes por un lado, y reivindicando el compromiso del periodista con la verdad y la sociedad de la que forma parte, por otro.

Empezamos con un poco de historia…

En 1922 una familia de industriales catalanes, encabezados por los hermanos Juan y Manuel Busquets se hicieron con un conjunto de rotativos entre los que se encontraba el diario ‘Heraldo de Madrid’. Su intención fue la de forjar una línea editorial que favoreciera la introducción de elementos de progreso técnico y cultural en una España que seguía llegando con retraso a la revolución industrial ya consolidada en el resto de países. Llegó a tirar hasta 500.000 ejemplares, y se conviertió en un creador de opinión muy importante durante la II República. Hasta el estallido de la guerra civil. En el edificio de su sede, que hoy da cabida al Banco de España, siguieron trabajando a pesar de los continuos bombardeos y la escasez de recursos, hasta la entrada de las tropas franquistas en Madrid. El periódico fue intervenido, incautados sus bienes y los periodistas detenidos y muchos de ellos encarcelados. Fin de la historia. Hasta 75 años después.

Edificio de la sede del ‘Heraldo de Madrid’ (actual Banco de España) situado en Calle Alcalá. Fuente: Biblioteca Digital Memoria de Madrid.

En 2014 un grupo de profesionales de la nueva prensa en internet, comandados por el veterano periodista Miguel López Aguilar decidieron rendir homenaje a la redacción del Heraldo lanzando una edición especial impresa del diario, respetando el formato y el estilo original, pero con contenidos de actualidad. Este proceso de edición colaborativa es ahora exhibido en un documental con el nombre ‘Heraldo de Madrid ¿Viva el periodismo libre!’ (Gil Toll, 2015). De corta duración (44 min.) el documento trata de ubicar el nacimiento de esta idea a través de microentrevistas a los responsables de las redacciones implicadas (eldiario.es, fronteraD, Alternativas Esconómicas, JotDown, Mongolia, La Marea, InfoLibre, Líbero y Fiat Lux). Además del proceso de producción, y una breve reseña histórica del periplo del periódico madrileño —a día de hoy sus herederos aun siguen esperando la restitución de los bienes incautados—, el documental aprovecha para reivindicar a partir de un homenaje a sus raices, las nuevas formas de hacer periodismo aprovechando el entorno digital, y abogando por la necesidad de explorar nuevas formas de financiación que acaben con la vinculación entre medios y poder financiero. En los últimos años, la deuda que soportan los grandes medios no solo ha tenido como consecuencia natural la reducción notoria de la independencia editorial, sino que ha provocado el despido de grandes plumas y redactores que habian contribuido durante tanto tiempo a consolidar la nueva cosmogonía asociada a una democracia en ciernes. Las intervenciones de Pere Rusiñol y su trabajo en la formidable ‘Alternativas Económicas’ o la transición que desencadenó la toma de conciencia de Nacho Escolar acerca de lo poco que pintaba ya un director editorial, cuando los que pagan marcan la agenda, son algunos de los testimonios que ayudan a comprender que algo está cambiando en este sector. Cooperativas de socios, suscripciones, publicidad o pago por lectura son solo algunas de las nuevas fórmulas que tratan de devolver el periodismo a los profesionales y a la sociedad en una relación simbiótica que el tiempo dirá si además de liberadora, es rentable económicamente.

Después de este aperitivo, seguimos con la siguiente recomendación para culminar una jornada de reflexión que haga justicia al término. Se trata de la cinta ‘Nunca es tan oscuro’ (Erika Sánchez Marcos, 2014), un documento tan necesario como exquisito en lo relativo a montaje y realización. La historia es la de un personaje sin parangón, el profesor de Economía Aplicada de la Complutense, Arcadi Olivares, conocido pero poco reconocido activista por los derechos sociales, teórico del decrecimiento, y tras ver este documental un intelectual que tejió el relato teórico que desembocaría en el movimiento 15M.  A medio camino entre el thriller político y el biopic, la historia nos cuenta el día a día de este polémico personaje y su intervención valiente y entregada a diversas causas sociales con un nexo común a todas ellas; la denuncia directa contra la influencia de las élites económicas en el deterioro del planeta y en el incremento de la desigualdad norte-sur, ricos-pobres. Pero va mucho más allá, la cámara se posa de forma natural, sin morbo ni intrusismo incómodo para el espectador, en la otra lucha, la personal, aquella que trata de seguir caminando siendo testigo impotente de la muerte acelarada de su hijo, las reuniones íntimas con su familia, la contradicción entre plantar cara al poder y ser vulnerable a la pérdida. Sobresale de la maestría de esta jovencísima directora la capacidad para mostrar la sensación de soledad entre el bullicio, la reflexión de un intelectual, al que algunas veces parecen sobrepasar los acontecimientos. Paradójicamente, a pesar de la intensidad del relato, el poso interior tras su visionado deja una sensación de sosiego, y una conciencia impaciente por haber encontrado uno de los referentes intelectuales de un 15M al que hoy no le faltan hijos, algunos más impostados que otros.

El movimiento se demuestra andando, y así lo muestra la cámara, que imparable persigue los pasitos cortos y nerviosos de este profesor, menudo pero fértil. Uno de esos intelectuales, tan escasos actualmente, que interpreta la Historia a medida que ésta se produce.

Con estos dos ejemplos de valentía ante tiempos inciertos, no me queda sino desearos que disfrutéis de una jornada de reflexión, cuyo contexto, la hace distintas a las anteriores. A ella me sumo con estas recomendaciones para picar algo antes de la decisiva jornada electoral.

Voten lo que voten, sigan los buenos ejemplos aquí reseñados, y háganlo con valentía.

Documentales en Filmin:

Nunca es tan oscuro (Erika Sánchez Marcos, 2014)

Heraldo de Madrid ¡Viva el periodismo libre! (Gil Toll, 2015)

Para profundizar:

Charla digital (El Pais) con Arcadi Olivares (Junio 2011)

Resurrección en la web del ‘Heraldo de Madrid’

 

Acerca de Alberto Pendón

Mi vida intelectualmente activa ha girado en torno a la Filosofía y la Documentación. Haga lo que haga con ella, siempre trato de ponerle aptitud, emoción y algo de vocación para darle sabor. La nota al pie, siempre ha sido el cine. En este espacio espero darle más protagonismo y compartirlo con todos vosotros. Sígueme en Google+

2 comments

  1. Muy interesante el articulo. De hecho cuando estaba leyéndolo he recordado un día en el que viendo un telediario, no sabia decirte cual, hablaban de la conmemoración del “Heraldo de Madrid”, no sabia que tenia un documental. Así que esto me viene muy bien para cuando tenga un rato echarle un ojo.

    1. Hola Cian Blue, ante todo gracias por comentar.
      El documental aporta sobre todo la explicación del proyecto conmemorativo. La visión de un nuevo modelo de comunicación contado por sus propios protagonistas. Échale ese ojo y vuelve para contarnos tus conclusiones!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *